lunes, 19 de abril de 2010

Composición del Sol

El Sol es la estrella principal y única del sistema solar en el que se encuentra la Tierra. Esta estrella tiene una composición formada de numerosos gases que son Hidrógeno en un 97%, Helio un 2,9%, Oxígeno, Carbono, Nitrógeno, Neón, Hierro, Silicio, Magnesio, Azufre y algún que otro componente químico en menor cantidad, estos constituyen aproximadamente un 0,1 de número total de átomos.
La energía se crea en el interior, donde la temperatura llega a los 15 millones de grados, con una gran presión, la cual provoca reacciones nucleares. Estas liberan protones, es decir núcleos de hidrógeno, que se funden en grupos de cuatro dando lugar a partículas alfa, núcleos de helio.
Cada una de estas pesa menos que los cuatro protones juntos. La diferencia se debe a que esta diferencia es expulsada hacia la superficie del Sol, energía. Un gramo de materia solar libera lo equivalente a 2,5 millones de litros de gasolina.
Esta energía generada en el centro del Sol tarda un millón de años en alcanzar la superficie.
Cada segundo se convierten 700 millones de toneladas de hidrógeno en cenizas de helio. En el proceso 5 millones de toneladas de energía pura son liberadas.
No obstante, el Sol también absorbe parte de esa energía. Ya que su tamaño es tal que a menudo atrae a los asteroides y cometas que pasan cerca. Cuando caen al Sol como es normal, se desintegran y pasan a formar parte de la estrella. Lo cual en parte contribuye a que el sol no se reduzca de una manera tan elevada no obstante y aunque se redujera a algo más de velocidad dado a su gran tamaño tardaría millones de años en disminuir lo suficiente como para no considerarse una fuente suficiente de calor.

Fuente:
http://riie.com.ar/?a=29664